Bendición en Familia de la Corona de Adviento

December 13, 2016

Ya se acerca el tiempo santo de la navidad. Falta poco por recorrer en la espera del adviento. María es la mujer que llevando a Jesús en su vientre nos enseña a esperar en la obra de Dios. Así como es intensa su espera, los corazones laten con más ilusión ante la armoniosa llegada de la luz que ilumina al mundo. Cristo, hecho niño, quiere que su toque delicado y tierno sea capaz de llegar a aquellos que se encuentran duros y fríos en la fe. Que sea esta familia la que acoja a ese pobre, al desconsolado, al enfermo, al débil, y que la calidez del hogar manifieste la dulzura de conocer a Cristo y reconocerlo en el rostro necesitado.

 

Himno (Todos)

De luz nueva se viste la tierra

De luz nueva se viste la tierra,
porque el Sol que del cielo ha venido
en el seno feliz de la Virgen
de su carne se ha revestido.

El amor hizo nuevas cosas,
el Espíritu ha descendido
y la sombra del que es poderoso
en la Virgen su luz ha encendido.

Ya la tierra reclama su fruto
y de bodas se anuncia alegría,
el Señor que en los cielos moraba
se hizo carne en la Virgen María.

Gloria a Dios, el Señor poderoso,
a su Hijo y Espíritu Santo,
que en su gracia y su amor nos bendijo
y a su reino nos ha destinado. Amén.

 

  • (Guía) escuchemos la palabra de Dios, dejemos que el corazón se llene de gozo con cada frase

     

    Lectura del santo evangelio según san Mateo (1,18-24):

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto.
Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que habla dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa "Dios-con-nosotros".»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

Palabra del Señor

 

  • Reflexión:DIOS CON NOSOTROS

Cuánto nos cuesta comprender y sentir que Dios obra y que aunque vivimos tiempos de incertidumbre y temor, quien ha puesto su mirada en Él no será defraudado. A veces queremos que Dios cumpla nuestra voluntad, y que el enfermo se sane, que la situación económica se mejore de tal manera, o que los problemas se arreglen de la manera en que pensamos es lo mejor. A veces por eso mismo somos tan convenientes y si en algo se falla, el culpable es también Dios, por no escuchar o atender la ingeniosa manera que tenemos de arreglarlo todo. El actuar de Dios es tan profundo y tan sabio, que se aleja de la superficialidad mágica de obtener las cosas. Bien le dice el ángel a José: su nombre es "Dios con nosotros". Esa sola frase queda hoy para nosotros reunidos como familia. Aunque dudemos, en medio de lo que sucede hoy, sea alegría o tribulación, está la obra del Espíritu, que nos repite, "no temas". José, a quien se anuncia la llegada del Salvador, al despertar del sueño hizo lo que el Señor le había mandado...Nuestra familia, despertando ante la llegada de Jesús, debe escuchar y poner por obra lo que el Señor le encomienda.

 

Compartamos como familia estas preguntas:​

 

  • ¿Qué misión desde la fe tenemos como familia?

  • ¿Cómo vamos a hacer para escuchar con fidelidad lo que Dios quiere para nosotros?

     

  • (Guía) Se enciende la cuarta vela y se pronuncia la siguiente bendición:

“Señor Dios, concédenos la gracia de compartir con otras familias esta luz de tu presencia. bendice esta corona de adviento y bendice nuestra familia en el compromiso de testimoniar tu amor, te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.”

 

  • Se contempla la luz, cada miembro de la familia la recibe y en silencio agradece la presencia de Dios que anuncia salvación al hogar.

     

  • El último en recibir la luz la acomoda en la corona de adviento.

     

  • (Guía) Ya llega el tiempo de nuestra salvación, aclamemos con esperanza a Dios que se hace uno entre nosotros y digamos: Con María y José te esperamos Señor!

     

Alegra nuestra familia Señor, danos el impulso del Espíritu para que te acojamos en el mejor lugar y con la mejor disposición. Permítenos como María y José, escuchar tu voluntad y ponerla por obra.

Con María y José te esperamos Señor!

Señor, acoge las necesidades de las familias del mundo. Tú sabes donde se acaba la esperanza de tu compañía. Fortalece a aquellas que no te conocen o no te acojen, dales Señor la luz para que te encuentren y gocen de la plenitud que hay en ti.

Con María y José te esperamos Señor!

 

  • Se continua la acción de gracias de manera espontánea

     

Unidos a María, mujer llena de gracia y bendita entre todas las creaturas oramos a Dios nuestro Padre: Padre Nuestro...:

.

  • (Guía) Oración final:

Señor, en ti esperamos y confiamos. Gracias por cumplir tu promesa de permanecer en medio de nosotros, amándonos, consolándonos y cuidándonos. Bendice esta familia para que sea luz de esperanza para aquellos que se apagan sin conocer a Cristo, que vive y reina contigo... amén.

 

  • En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

     

     

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload