Bendición en Familia de la Corona de Adviento

December 1, 2016

 

(Guía)Durante este tiempo, la liturgia nos pone figuras bíblicas que motivan el camino hacia belén. Una de ellas es la del profeta Isaías, aquel que anuncia la promesa del Mesías al pueblo de Israel. Hoy sigue resonando su palabra anunciando la llegada del Salvador a nuestras familias. Dejemos que la palabra nos interpele y nos invite a la armonía del tiempo dedicado a la acción de Dios. La paz, signo de la acción salvífica, se manifieste en nuestros hogares.

 

Himno (Todos)

Preparemos los caminos
ya se acerca el Salvador
y salgamos, peregrinos,
al encuentro del Señor.

Ven, Señor, a libertarnos,
ven tu pueblo a redimir;
purifica nuestras vidas
y no tardes en venir.

El rocío de los cielos
sobre el mundo va a caer,
el Mesías prometido,
hecho niño, va a nacer.

Te esperamos anhelantes
y sabemos que vendrás;
deseamos ver tu rostro
y que vengas a reinar.

Consolaos y alegraos,
desterrados de Sión,
que ya viene, ya está cerca,
él es nuestra salvación.

 

  • (Guía) Compartamos con atención la palabra de Dios, pensemos en cada una de las imágenes que nos narra el profeta: 

 

LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS (11,1-10)

 

Una rama saldrá del tronco de Jesé, un brote surgirá de sus raíces.

Sobre él reposará el Espíritu de Yahvé, espíritu de sabiduría e inteligencia espíritu de prudencia y valentía, espíritu para conocer a Yahvé y para respetarlo,

No juzgará por las apariencias ni se decidirá por lo que se dice,

sino que hará justicia a los débiles y defenderá el derecho de los pobres del país. Su palabra derribará al opresor, el soplo de sus labios matará al malvado.

Tendrá como cinturón la justicia, y la lealtad será el ceñidor de sus caderas.

El lobo habitará con el cordero, el puma se acostará junto al cabrito, el ternero comerá al lado del león y un niño chiquito los cuidará.

La vaca y el oso pastarán en compañía y sus crías reposarán juntas, pues el león también comerá pasto, igual que el buey.

El niño de pecho jugará sobre el nido de la víbora, y en la cueva de la culebra el pequeñuelo meterá su mano.

No cometerán el mal, ni dañarán a su prójimo en todo mi Cerro santo, pues, como llenan las aguas el mar, se llenará la tierra del conocimiento de Yahvé.

Aquel día la raíz de Jesé se levantará como una bandera para las naciones, los pueblos irán en su busca y su casa se hará famosa.

 

  • Reflexión: CONSTRUIR PAZ

 

La imagen bíblica del tiempo del mesías utilizada por el profeta Isaías es irreal. ¿Cuándo veremos en la naturaleza tal armonía entre la fiera y el manso ganado? Mucho más, entre las guerras y violencias que sufre el mundo, ¿Cuándo se verá gestar la justicia y la defensa de los más pobres?. ¿Esto es lo prometido con la llegada del salvador?. Innumerables preguntas surgen a partir del escándalo que provoca una lectura tan apacible como esta. Pensemos y meditemos mejor en lo que personal y familiarmente debe generar tal lectura. La paz, la justicia, la armonía son dones que vienen de Dios. El mesías anunciado por el profeta es el lleno del Espíritu y de todos los dones y gracias. Es Jesús, quien viniendo al mundo trae los tesoros invaluables para el ser humano. ¿Qué más deseas sino vivir en auténtica paz? De ella proviene todo el bienestar, por eso es tan importante como cristianos vivir y construir la paz que viene de Dios. Él mismo nos dice en la palabra: “Les dejo la paz, mi paz les doy; no se las doy como la da el mundo” Jn 14,27. Esa es la fortuna de quien recibirá a Jesús esta navidad. Adviento es prepararse para que en tu corazón se manifieste la paz que viene de Cristo, que se apague la violencia interior y la exterior. Así como sobre el Mesías  reposa el Espíritu, en tu vida y en esta familia quiere reposar todo don que viene de lo alto: sabiduría e inteligencia, prudencia y fortaleza, ciencia y piedad. Réstale a las fieras que tratan de robarse tu ánimo, pensamientos y decisiones, pon delante la paz que viene del encuentro con Dios y contempla en ti y en tu familia el nuevo panorama.

 

 

En este momento, construiremos como símbolo una flor, con el compromiso de cada miembro en acciones concretas para armonizar la familia en la paz de Cristo.

 

Luego se comparte sobre la importancia de cada acción.

 

  • (Guía) Se enciende la primera vela y se pronuncia la siguiente bendición:

“Dios todo poderoso, bendice esta luz que como signo tenemos en este tiempo de espera. Haz que en nuestro hogar resplandezca sobre todo la paz que viene de ti, bendice a cada miembro de la familia en el compromiso de ser testigos de paz. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.”

 

  • Luego mientras escuchan el canto de la oración “instrumento de tu paz” , se va pasando la luz entre los miembros de la familia, contemplando unos segundos la luz de Cristo que va iluminando el hogar.

     

  • El último en recibir la luz la acomoda en la corona de adviento.

 

  • (Guía) Unamos nuestras intenciones aclamando: ¡Señor Jesús, tú eres nuestra paz!

     

Te pedimos Señor por nuestro país, para que en él sus gobernantes, políticos y empresarios encuentren tu luz y así, en camino de conversión conozcan y ayuden a transformar la necesidad de justicia y paz.

¡Señor Jesús, tú eres nuestra paz!

Escucha las necesidades de las familias que viven en condiciones vulnerables, a las más pobres, a las oprimidas y desplazadas por la violencia. Dales la fuerza de tu espíritu para que puedan encontrar consuelo en sus adversidades.

¡Señor Jesús, tú eres nuestra paz!

Mira con bondad el compromiso de nuestra familia. Sin tu ayuda no podemos construir lo que tú quieres, no podemos conocer tu voluntad si no es con tu gracia. Asístenos en la voluntad de querer hacer parte de tu Reino de amor en nuestro hogar.

¡Señor Jesús, tú eres nuestra paz!

 

  • Se pueden hacer algunas peticiones espontáneas

Juntos, en unidad de intención decimos: Padre Nuestro…

  • (Guía) Oración final:

Señor Jesús, te necesitamos como familia, ven y habita los corazones de quienes te buscamos, bendice cada esfuerzo de preparar una morada para tu nacimiento y colma de gratitud nuestros corazones. Amén

 

María, madre de las familias…. Ruega por nosotros.

 

  • En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload