Dios de Vivos Lc 20, 27-38

November 4, 2016

Los saduceos se acercan con una pregunta casuística apoyados en la ley de Moisés. Jesús, afirmado también en Moisés, da una doble respuesta –la final no pedida- y ratifica la esperanza de la resurrección que será inaugurada por Él. Hoy, como Jesús, somos confrontados con preguntas sobre nuestra fe, y es necesario dejarse interpelar por aquellos que tienen su vida sostenida sobre bases débiles….hay tantos con la cabeza clavada en la desesperanza y la muerte, que tus palabras y testimonio deben ser la fuerza capaz de levantarles la mirada.

 Respuesta desde la fe

¿Cuántas veces te has sentido cuestionado por otros a causa de tu fe? ¿Sabes responder con la certeza de tu esperanza? Dice San Pablo que “Si Cristo no resucitó, vana es nuestra predicación, vana es nuestra fe” 1Co 15,14. Y es cierto que si no eres un cristiano formado con buenas bases en lo fundamental de la fe, es decir, en aquello que menciona el credo, muy fácilmente alguien o de un lado te confunda, o de otro no encuentre solidez en tu fe. Tu predicación, diálogo o  contacto con otros no puede estar vacío de esperanza, de resurrección. ¡Cuántas veces lo que hablas desde la fe desvirtúa el Dios de Vivos! Y por el contrario quienes se sienten necesitados encuentran en tus palabras condenación, tristeza o desconcierto. ¡Cuántas veces sólo encuentran doctrina y poco evangelio!. Fíjate en lo que predicas, en lo que hablas a los pobres y pequeños de Dios, es el tesoro que te han encomendado para enriquecer a otros.

 

Respuesta desde la vida

No bastan solo palabras para testimoniar al Dios Vivo. Tu presencia es signo del Dios en quien crees. ¿Cuántos se  acercan a la fe a través de tu alegría? Suele pasar que las cosas de la Iglesia las relacionan con palabras como triste, aburrido, frío o parco, ya que el testimonio de algunos es que su vida se ha vuelto una pasividad capaz de alejarse de grupos humanos cotidianos, como si las cosas de Dios sólo intervinieran en la parroquia, en el grupo o en la oración. El Dios que nos revela Cristo es el Dios de Vivos! Aquel que nos da la esperanza de la resurrección y por eso la alegría del cristiano es evidente, capaz de contagiar cualquier ambiente, ¡incluso ambientes de muerte! Puesto que para el que cree, Dios llena de vida todo su ser y en los momentos de injusticia, muerte, soledad, tristeza o desesperanza, siempre habrá consuelo. Dios, el Dios de la vida es inquieto por mostrarnos que todo aquello será diferente en su presencia, aquí en la tierra y definitivamente en la esperanza del cielo. Sé un signo de la resurrección que esperas, dando vida a otros que aunque respiran, sienten muerte en sus realidades, y testimoniando la alegría y la vida de ser Cristiano.

 

Los hijos de Dios participan de la resurrección, y no pueden morir, porque esa su esperanza y su camino, es la fe que tienen puesta en el Dios de los vivos.

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload