El Rosario: plegaria de amor y contemplación

 

 

Muchos piensan que el santo rosario  es  un rezo mecánico y repetitivo. Sin embargo, es una verdadera plegaria de amor y contemplación. En él se medita la manera cómo aconteció nuestra redención. Los misterios hacen referencia a la vida de Jesús desde su encarnación en el vientre de María hasta su ascensión a los cielos. Su oración es totalmente cristocéntrica. Ella nos recuerda que Cristo murió por  amor.

 

Quien lo hace con verdadera devoción encuentra paz y consuelo. La Santísima Virgen está atenta a las dificultades de  los hombres para interceder por ellas ante Dios. El evangelio claramente nos dice que en las bodas de Caná, María al darse cuenta de que faltaba  el vino, corrió inmediatamente ante su hijo Jesucristo para pedirle que hiciera algo al respecto. Y él, que no podía negarle nada a su madre, obró el primer milagro convirtiendo el agua en esta bebida. (Jn 2,1-13)

 

En los momentos difíciles, la Iglesia ha recurrido al   rosario. En el siglo XVl, los musulmanes amenazaron con invadir Roma. El papa Pío V, convocó a los nobles católicos para buscar la manera de defender la ciudad eterna. El 7 de octubre de 1571, en el Golfo de Lepanto   se enfrentaron los dos ejércitos: los seguidores de Cristo contra los de Mahoma.

 

Los musulmanes contaban con 282 barcos y 88 000 soldados. Las huestes cristianas eran sustancialmente inferiores. Mientras la batalla acontecía, el Sumo Pontífice rezaba el santo rosario acompañado de  muchos fieles. Finalmente, como por intervención divina, los soldados defensores del catolicismo obtuvieron la victoria. Así la cristiandad logró salvarse.

 

Son abundantes los testimonios de personas con relación a los favores recibidos por medio de esta linda meditación. A modo de ejemplo, presentamos el siguiente:

 

El 15 de enero de 1978, un asesino en serie ingresó a la universidad estatal de Florida para eliminar a varias personas. Allí  logró matar a dos jóvenes. Luego, buscando más víctimas, ingresó a la habitación de una chica con un bate en la mano. Inmediatamente vio a la muchacha con una camándula entre sus dedos, dejó caer  su arma y huyó.

 

Esta jovencita confesó a las autoridades que antes de lo ocurrido había prometido a su abuela rezar el rosario todas las noches para su protección. El criminal, llamado Ted Bundy, fue condenado a muerte. En el momento previo a la condena, arrepentido de sus pecados pidió la dirección espiritual de monseñor Kerr. Mientras hablaban, el sacerdote le preguntó por lo acontecido aquella noche. El delincuente confesó que apenas vio a la jovencita con el rosario, sintió que una fuerza extraordinaria lo invadió, por lo que no fue capaz de asesinarla.

 

En suma, la invitación es a confiarnos a la Santísima Virgen por medio de este precioso rezo.  Como bien dice el Papa Francisco: “María es madre y una madre se preocupa sobre todo por la salud de sus hijos.”

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload