5 Respuestas a la pregunta de Jesús

«Pero ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy yo? Lc 9,20

 

Luego de un tiempo de compartir el anuncio y la misión con sus discípulos, Jesús toma la palabra para interrogarlos acerca de su identidad. Así, hace un alto en el camino para indicar realmente qué significa seguirle y qué respuesta es la que irá acompañando un auténtico discipulado. Te invito a que te dejes interrogar por Jesús con la misma pregunta y observes, de acuerdo a las siguientes respuestas, cuál concuerda con la tuya:

 

1. La respuesta de unos y otros: (Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas... Lc 9,19). Es la respuesta típica de la multitud. Es la contestación de quien apenas ha podido percibir la presencia de Jesús, y encontrar soluciones prácticas al afán del día a día. El encuentro con Jesús ha sido lejano y falto de contacto cara a cara. Si esta es tu respuesta confusa, quiere decir que te conformas con obtener beneficios en la oración, en la necesidad o en la angustia. Jesús es una posible salida cuando las cosas van mal, pero seguirá siendo un desconocido completo, y van a ser muchas las contradicciones que encuentres sobre él...

 

2. "Sólo te he conocido de oídas": Es la respuesta de quien conoce a Jesús como alguien interesante de quien muchos hablan, pero pocas veces decide ir más allá para descubrir quién es realmente. Muchos pueden creer que hacen  camino de seguimiento creyendo que su sola presencia física en los grupos, en la Iglesia, en la catequesis, etc., es suficiente para conocerle.  Ésta respuesta se conforma con lo poco, no se atreve a encontrar el verdadero rostro de Cristo, porque es mejor fundirse en el grupo, que otros respondan, asuman, intervengan, sirvan, oren, dediquen tiempo, etc. Sólo quien decida seguirle de verdad encontrará las invitación fundamental de Jesús:"Vengan y  vean"...( Jn 1,39) y se quedarán con Él desde aquel día.

 

3. El amigo anónimo: Puede pasar que conozcas a Jesús, simpatices con Él y su mensaje, incluso, que le sigas viviendo el amor con tus hermanos, pero pocos saben que lo sigues. Nicodemo (que fue a visitarlo de noche...Jn 3,2) reconoció la verdad del mensaje y la vida de Jesús, pero se reservaba el seguimiento por ser autoridad judía. Jesús es como alguien que es mejor ocultar, hasta que alguien te descubra orando, en la misa, en el grupo... y se asombre de que seas cristiano. Hay ambientes como el trabajo, la universidad, el grupo de amigos, en los que se siente mucha aspereza en torno al tema religioso y es difícil testimoniar el seguimiento de Cristo, anunciarlo con libertad  declarando  que es el Señor. Sin embargo, Jesús no puede seguir siendo un anónimo del cual los que te conocen no tengan ni la menor idea. No te quedes lejos, responde quién es Jesús, quién es Tu Jesús! No tengas miedo de anunciar que hay una vida nueva que viene de Cristo.  

 

4. La del discípulo en camino: Cuando sabes que sigues a Jesús, tienes la respuesta palpitante y encendida como Pedro que "tomó la palabra y dijo: «Tú eres El Mesías de Dios»" Lc 9,20. Eres un discípulo en camino, escuchando y aprendiendo del Maestro. Aciertas en la respuesta, pero debes comprender que seguir a Jesús y tenerlo como el Mesías no es un chispazo de emoción y alegría, o de sentimientos que son fuertes cuando estás en la oración, o el gozo de ser un servidor ante la comunidad, o el reconocimiento de tus catecúmenos. Responder quién es Jesús implica seguirlo, negarse a sí mismo, ir a la cruz y dejarse resucitar. Puede ser que seas discípulo apresurado para hablar de Jesús y lento para seguirlo con una vida transformada.

 

5. La del que se ha dejado transfigurar: Luego de la escena del anuncio de la pasión y el sufrimiento de Cristo, sigue el momento de la Transfiguración, en que los discípulos contemplan la Gloria de Cristo y escuchan la voz del Padre que le confirma como Hijo elegido. La respuesta del discípulo transfigurado es un anuncio testimonial, de la persona que ha nacido de nuevo, ha dado muerte a la vida sin Cristo y se deja mover por el Espíritu Santo a la voluntad de Dios. Muchas personas notan que eres mujer/hombre de fe. Se te nota sin tener que decir muchas palabras, se te nota en tu vida transformada, en el amor, en la fortaleza con que asumes el dolor.  Si eres discípulo y caminas en fidelidad, sabes que el seguimiento es perseverar, servir, amar a toda costa, entregarse, perdonar, morir al pecado, dejarse guiar por la vida en el Espíritu. La mejor respuesta sobre quién es Jesús la conoce y sobre todo la experimenta el discípulo que escucha la voz del Padre («Este es mi Hijo, el Elegido» Lc 9,35) y va de camino cargando la cruz, con la esperanza de la resurrección.

 

Reflexiona si tu respuesta es la que realmente te hace vivir salvación.«El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará.» Lc 9,23-24. La pregunta de Jesús urge, y la forma en que vives hoy da la respuesta.

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload