Conoce grandes riquezas de la Eucaristía

 Para muchos la celebración de la Eucaristía se vuelve un rito programado para los domingos dentro de una agenda que parece cada vez más estrecha.  Que se haga parte de la rutina suele restarle sentido a lo que ciertamente es: Celebración. Si descubrimos la riqueza escondida en cada parte de nuestra principal fiesta como creyentes, lograremos recuperar la alegría de ir al encuentro con Dios. Comparto algunas de estas riquezas para la vida de fe:

 

Alimento: Jesús tuvo compasión de la multitud que se reunía a escucharle y como buen pastor, se encarga de las necesidades básicas de sus ovejas. Sabe que en su pueblo hay hambre física y espiritual, y que las dos son saciadas por su presencia.  La eucaristía es alimento real, que manifiesta el deseo de Jesús de saciarnos con su propio cuerpo y sangre. Es el alimento no perecedero, de la vida eterna, como dice el salmista, el "pan de los fuertes", que entra en nuestro cuerpo y fortalece la fe.  ¿Sientes que necesitas fuerza en alguna área de tu vida? ¡Aliméntate de Dios!

 

Comunión: La Eucaristía nos conduce a la unidad en Dios. Él entra en tu vida para quedarse y ponerte a caminar en santidad, en la alegría y gozo de estar unido a Dios. Cuando el alma se siente dividida por el pecado, Jesús Eucaristía restaura e invita a hacer parte de la mesa en que Dios Padre hace fiesta por el retorno de sus hijos. Y tú, ¿caminas unido a tu Dios o prefieres estar por fuera de la fiesta?

 

Presencia:  El cuerpo y la sangre del Señor manifiestan todo su ser entregado a su pueblo. Tener la presencia real de Jesús en la Eucaristía es el tesoro más grande de la Iglesia. Su valor no puede medirse en categorías humanas sino acogerse a la luz de la fe y  la certeza de su cercanía en cada Misa o en el sagrario no vendrá por el esfuerzo humano sino por su gracia. Su presencia en el Pan confirma su fidelidad ¡Ha querido quedarse con nosotros! Y tú, ¿Cuántos momentos de la semana gozas de estar en la presencia de Jesús?

 

Acción de gracias: El nombre de Eucaristía significa precisamente eso, acción de gracias. En la liturgia lo que hacemos es ofrecer los dones, un poco de pan y vino que por la acción de Dios se convertirán en Cuerpo y Sangre de Jesús. Agradecemos, ofrecemos lo mejor de nuestro ser a quien es dador de toda gracia. !Agradece! Es la posibilidad de responder al amor de Dios, cada vez que alabamos a Dios por sus dones, el pecado, la tristeza y la enfermedad se hacen más débiles.

 

Banquete:  "Dichosos los invitados al banquete de bodas del cordero" Ap. 19,9. En una buena celebración no puede faltar el banquete. No es una comida cualquiera, es la expresión de la alegría, por eso el banquete es abundante y generoso, se brinda, se comparte, se entrega sin reservas.  El Cuerpo y la Sangre de Cristo son el gran banquete de la Iglesia. A la mesa se sientan los pobres, enfermos, discriminados, pecadores, tu y yo, con hambre y sed de Dios, con un puesto reservado para entrar en la fiesta. ¿Celebras la Eucaristía como una gran Fiesta?

 

Misión: La Eucaristía es llamada Misa. Al final de la celebración, se despide con la intención de ir en misión, ir en paz, no sólo con tranquilidad, sino a compartir afuera todo lo que se ha celebrado. Es el momento en que la liturgia se hace práctica, se hace visible en la cotidianidad, con la familia, los vecinos y los más necesitados. Hay una misión que descubrir después de cada celebración. Haber recibido a Cristo dentro nos compromete indispensablemente en ser alimento para los hermanos. ¿En qué misión estás en este momento?

 

Kairós: ¡El tiempo del actuar de Dios! Es el pasado, presente y futuro de nuestra fe. Pasado, cuando hacemos recuerdo de la Salvación personal que Dios nos ha dado en Cristo, Presente porque se hace Memorial, es decir,  se celebra el hoy en  que Cristo se entrega nuevamente. Futuro, porque el alimento que recibimos es primicia de la eternidad que nos espera en Dios. ¿Tu tiempo, es tiempo vivido en Dios, alimentado por la Eucaristía?

 

No pierdas estos grandes tesoros que regala la Eucaristía. Déjate renovar  en la fe y toma tu lugar en el banquete. La Eucaristía es "fuente y culmen de toda la vida cristiana" (Lumen Gentium 11). En ella está el fundamento de nuestro ser.

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload