Más que una explicación, es una experiencia

 

El Misterio de la Trinidad sólo se hace comprensible desde la experiencia de encuentro. La vida de fe tiene su nacimiento en sentirse amado y llamado al amor. Éstas y muchas más realidades expresan la verdad de lo que creemos:

1 Dios se manifiesta y le podemos conocer como Amor.

2 Dios es comunidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo en unidad, participación y comunión

3 Dios es Dios en la vida, no en las ideas.

4 Dios es experiencia, y en la medida que experimentas le conoces verdaderamente. 

 

Dios es, y actúa en la historia, el ser humano le conoce como Padre, como Hijo y como Espíritu:

 

1. ¡Dios es Padre!, por eso te cuida, te conoce, sabe de ti porque te ha soñado desde siempre. Dios Padre acompaña tus días, con afán de que vivas y seas feliz. Piensa en ti, te espera con brazos abiertos, te provee siempre, y siempre tendrá un corazón misericordioso aunque te alejes. 
"Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a quienes se las pidan!" Mt 7,11 ¡Tu eres hijo! Estás invitado a participar de la familia de Dios, amado, fortalecido, alegre, en la fiesta de ser hijo privilegiado. No te acostumbres a ser extraño cuando ya tienes una morada preparada en la casa del Padre. No entregues esa dignidad, ni la cambies por baratijas (tristeza, angustia, dinero, consumo, afectividad desordenada, depresión).

 

2. ¡Dios es Hijo! Jesús, expresión máxima del amor del Padre, ha sido la buena noticia para la familia humana. Dios se entrega de tal forma por ti, que no pone condiciones para darte la vida verdadera. Con Jesús, encarnado, arraigado, cercano, sanador, misericordioso, la humanidad ha conocido la voluntad de Dios que salva, que grita el amor en medio de la enfermedad, la discriminación, el pecado y de manera definitiva en la muerte. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna. Jn3,16.  En Jesús, puedes ser hijo del Padre también... ¡Tú eres hermano! y los de tu casa, y tu trabajo, y los de la calle y los vecinos. Comparte la alegría de ver a Jesús en ellos, en los más necesitados, en los que son marginados, en los que nadie se atreve a dar una buena noticia o una acogida que anuncie salvación.

 

3. ¡Dios Espíritu! El amor derramado en los corazones, Rom 5,5. Dios, comunidad de amor, ha decidido quedarse habitando en el corazón humano, allí donde hay pobreza y miseria, debilidad y tantas veces pecado. El Dios Fuerte y Santo, elige que  tú seas morada suya: tu cuerpo, tus pensamientos, acciones, sentimientos. Y el Espíritu es la fortaleza para vivir una experiencia de Dios, el Espíritu conduce al encuentro, atrae el alma a Dios, la purifica y le hace renacer. ¡Tú eres casa donde habita el Espíritu Santo! Tienes la posibilidad de encontrar cada día la fuerza en Dios para lo cotidiano: el encuentro en el hogar, los asuntos del trabajo, las relaciones afectivas, el perdón necesario, las palabras de consuelo, el favor al que lo necesita, la paciencia con los otros, levantarse de la tristeza, afrontar la enfermedad, conocer la voluntad de Dios... "Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa..." Jn 16,13

 

"...hemos recibido la justificación por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo.
Por él hemos obtenido con la fe el acceso a esta gracia en que estamos; y nos gloriamos, apoyados en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios... y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado" Rom 5,1-5

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload