¿Sabes lo que puede hacer el Espíritu Santo en tu vida?

Se acerca el tiempo de pentecostés, fiesta del Espíritu Santo y la Iglesia. Es necesario prepararse para no dejar pasar de largo su obrar. Estas son algunas pistas sobre lo que el Espíritu Santo quiere hacer en tu vida, de acuerdo a algunos textos bíblicos:

 

1. Recordarte las palabras de Jesús. ¿Te ha pasado que escuchas el evangelio en la misa y luego das la vuelta y no recuerdas lo que escuchaste? El Espíritu Santo no solo te recordará las palabras que escuchaste, sino que te dará la capacidad de entenderlas, re-cordarlas (que pasen por el corazón) y vivirlas.

 

             

                                                                             "el Espíritu Santo que enviará el Padre en mi nombre,

les enseñará todo y les recordará todo lo que les he dicho” Jn 14,25.

 

 2. Darte una nueva forma de ser. A veces suele pasar que no comprendes por qué actúas de determinada manera, o quisieras cambiar muchas cosas de ti que no aceptas o que no funcionan en tu vida y en tu familia: tu genio, tu falta de perdón, tus miedos, tu terquedad, tu frialdad, etc. Puedes buscar muchas formas de cambio, pero la verdadera forma de ser feliz es dejarse transformar en Dios, es decir, que puedas ser una “nueva creatura”.

 

 “Si uno no nace del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” Jn 3,5

 

3. Hacerte conocer la verdad de Jesús. Puede que Jesús sea un completo desconocido para ti. El camino para descubrirle no es sólo tener la información de su biografía, ni siquiera si tienes aprendidos de memoria los textos de los evangelios. Conocer a Jesús es hacer experiencia de su amor y su verdad. El mundo te hará vivir en la mentira y su comodidad para tratar de encontrar por caminos errados la felicidad. Es necesario conocer en Jesús la verdad ser humano pleno y feliz.

 

“El Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad plena” Jn 16,13

 

4. Acompañarte y protegerte. ¿Sientes que te falta fuerza para vencer el pecado y ser fiel a Dios? El espíritu de Dios es llamado Consolador, Abogado y Defensor. Estará a tu lado para respaldarte cuando el pecado quiera hundirte o la soledad te hostigue. Te mostrará las situaciones de pecado con claridad. Cuando te asechen las tentaciones o no tengas fuerzas para estar en pie, el Espíritu de Dios te dará firmeza y te levantará.

 

“Él convencerá al mundo de un pecado, de una justicia, y de una sentencia: El pecado, que no han creído en mí. La justicia, que yo voy al Padre y no me verán más. La sentencia, que el príncipe de este mundo ya ha sido condenado” Jn 16,8-11

 

 

5. Confirmarte como hijo de Dios. Puede que muchas situaciones te hagan olvidar que eres hijo de Dios. ¿Y tú, cómo vives? ¿Como hijo o como huérfano? La forma como vivimos da cuenta de si creemos que somos hijos del Padre del cielo. Si el desconsuelo, el pesimismo, la tristeza, la inseguridad, la angustia, el temor y sus demás se apoderan de tu corazón constantemente, es porque no estás viviendo como el hijo que estás llamado a ser.

 

 

“Todos los que se dejan llevar por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Y ustedes no han recibido un espíritu de esclavos, para recaer en el temor, sino un espíritu de hijos adoptivos que nos permite llamar a Dios Abba, Padre” Rom 8,14

 

6. Mostrar através de ti a Jesús. Suele pasar que conoces a Jesús y estás en el camino de crecer en la fe, pero eres su amigo anónimo. No es fácil compartir en el estudio o en el trabajo un mensaje desde el evangelio, pero ante todo, debes ser testimonio de que le sigues. El Espíritu Santo te dará la fuerza necesaria para pensar, hablar y actuar “Jesúsmente”.  Muchos notarán ese “no sé qué” en ti y se contagiarán de tu vida nueva.

 

"Recibirán la fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre ustedes, y serán testigos míos en Jerusalén, Judea y Samaría y hasta el confín del mundo. Hch 1,8

 

7. Hacerte casa de Dios. Cuando recibes una visita ordenas todo de la mejor forma para que quien llega note con agrado tu lugar. Es importante que aprendas a cuidar tu vida como casa de Dios. Puede que busques ordenar muchas cosas e incluso que cambies cosas externas y hagas profundos esfuerzos para intentar agradarle a él. Pero Dios, que no necesita de apariencias, que habita en ti y te conoce (conoce tu desorden!) con su Espíritu, te dará conciencia de su ser e irá haciendo de ti una morada en orden y sobre todo, llena de su presencia! Muchos te dirán que hasta tu rostro ha cambiado.

 

¿No saben que su cuerpo es santuario del Espíritu Santo, que han recibido de Dios y habita en ustedes? 1Co 6,19

 

Acércate en oración y pide la gracia de que el Espíritu de Dios obre en ti, ve a la Eucaristía, celebra pentecostés, busca el espacio oportuno para disponer tu vida al actuar de Dios, ¡Recíbelo, el regalo es para ti y lo necesitas!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Posts destacados

¿QUÉ SIGNIFICA SER HUMILDE?

December 6, 2017

1/8
Please reload

Posts recientes

December 5, 2017

December 23, 2016

Please reload